Consejos

Uno de los pilares de las fiestas de mayo en Caravaca es el caballo. Un animal muy arraigado a la ciudad de la Cruz y que da nombre al festejo único en el mundo que son los caballos del vino. Por tanto, es normal que durante los días de fiesta decenas de caballos salgan a las calles con sus peñas.

Especialmente los días 1 y 2 de mayo, pues son los días grandes del Bando de los Caballos del Vino. El día 1 a partir de las 16:30 aproximadamente y durante toda la tarde, por la Gran Vía, Plaza del Arco y calles que conducen a la Plaza del Hoyo. El día 2 de mayo desde las 8:00 aproximadamente y durante toda la mañana y parte de la tarde entorno a la Gran Vía, Corredera, Templete, Plaza del Hoyo, Calle Mayor y los accesos a la Basílica Santuario. Son los lugares donde los caballos transitan, acompañados por sus peñas, pero con cierto riesgo para el visitante inexperto.

Los caballistas que manejan los caballos suelen ser personas especializadas en este mundo y que conocen mejor que nadie al animal. Son personas entregadas al mundo del caballo y procuran calmarlos en todo momento. A esto hay que añadir que generalmente los caballos que participan en las fiestas conocen este mundo y están acostumbrados a charangas, ruido y aglomeraciones de gente.

Sin embargo, los caballos no dejan de ser animales y en ocasiones aisladas pueden reaccionar de manera inesperada. Por tanto hay que tener especial cuidado a la hora de acercarse o pasar por al lado.

Algunos consejos de seguridad

Tanto si vienes de fuera, como si eres de dentro y no eres un caballista te recomendamos las siguientes pautas:

  • NO golpees a los caballos, ni en las calles, ni en las carreras. Solo los caballistas saben manejarlos como es adecuado para que corran.
  • Acércate a los caballos ÚNICAMENTE si los caballistas te dan permiso. Siempre debes respetar a los caballistas y por supuesto no lanzarte a tocas los caballos.
  • NO cruces por delante de los caballos. A veces la gente piensa que le da tiempo y cruzan antes de que un caballo pase, pero los animales son muy rápidos y hay que llevar cuidado.
  • Ve con mil ojos. Es mejor prevenir accidentes que lamentarlos. Está bien divertirse, pero frente a los animales hay que prestar una atención especial.

Otro punto que cabe destacar en este apartado es el de las carreras. El día dos de mayo se realizan dos carreras, una previa o de calentamiento en la popularmente conocida como cuesta de la Simona y la carrera en la cuesta del Castillo. Ambas carreras son famosas porque las subidas están atestadas de gente que apenas dejan pasar al caballo, apartándose a su paso. Si no tienes experiencia en las carreras o has bebido algo más de la cuenta te recomendamos NO acercarte a los lugares por donde suben los caballos.

¿Preparados para la carrera?

Si crees que puedes estar preparado para presenciar las carreras en el punto central, entonces te rogamos que sigas estos consejos:

  • NO te quedes en mitad de la cuesta cuando suba el caballo. Puede parecer lógico, pero mucha gente no controla esto y son arrollados.
  • NO golpees a los caballos cuando suban, corres el riesgo de llevarte alguna coz (o algún coscorrón) deja a los caballistas que hagan su labor.
  • NO trates de sacar "la mejor foto" la cuesta no está para esos menesteres, tienes que estar concentrado al 100% en el caballo que viene.
  • Actúa siempre de forma amistosa, en la cuesta debe primar ante todo el buen rollo y la competencia sana entre peñas.
  • Finalmente: si has bebido algo de alcohol, aléjate de los caballos. El alcohol y los animales son una muy mala mezcla. Recuerda que valor no es lo mismo que temeridad y que por encima de todo están los caballistas que son los que saben de esta fiesta. Desde aquí te recordamos que no hace falta beber demasiado para disfrutar del festejo de los Caballos del Vino.

Fuente del texto: caravacaenfiestas.com

Compártenos en redes Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn