Exposición de mantos

Vestidos con ricos bordados

Tras haber visto los Caballos a Pelo en la Plaza del Hoyo, el día 1 de mayo podemos ver otro de los elementos que se utilizan en los Caballos del Vino el día 2: el manto.

El manto lo componen las distintas piezas que sirven para vestir al caballo, lujosamente bordadas con seda e hilo de plata y oro. Son verdaderas obras de arte que durante esta noche tenemos ocasión de observar detenidamente, ya que el frenesí y la fiesta del día siguiente, por lo general, impiden ver los detalles de estas obras.

En distintos bajos y locales repartidos por toda la ciudad, las peñas caballistas montan las exposiciones del trabajo de todo un año. Se pueden visitar entre las 8 de la tarde y las 12 de la noche aproximadamente. Los caravaqueños y visitantes pasean por la ciudad para disfrutar de todas estas exposiciones y juzgar, según sus criterios, los mantos de cada peña. En los corrillos de amigos, todo el mundo tiene su preferido y hacen sus apuestas para ver quién quedará primero el día siguiente.

Ya hemos podido observar los distintos elementos de los caballos del vino por separado: caballo y manto. Será al día siguiente, cuando veamos la forma de vestir al caballo y cómo luce el manto cada animal, cuando podamos realmente saber si merece estar entre los mejor enjaezados.

Datos a tener en cuenta

Los mantos se pueden ver expuestos por toda la ciudad en sus distintos refugios, aunque la mayor concentración está en Gran Vía y calles adyacentes. Se suele llevar la misma ropa que se ha usado por la tarde, aunque es frecuente llevar una chilaba típica de las kábilas moras o similar para protegerse del frío.

Fuente: caravacaenfiestas.com

Compártenos en redes Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn